Los maestros nucleados en el Frente Gremial Docente de la provincia de Buenos Aires realizan desde la hora cero del jueves un paro de actividades en demanda de una recomposición salarial, con lo que se suman al reclamo que también realizarán los estatales, médicos y empleados judiciales.

La medida de fuerza fue ratificada por el Frente que integran la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB); el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba); el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop); los técnicos de AMET y la Unión Docentes Argentinos (UDA).

En un comunicado, el Frente Gremial explicó que el paro se realiza ante la falta de respuestas del gobierno provincial a las demandas, realizadas en el marco de la Comisión Técnica Salarial Docente que se reunió el último miércoles. En ese encuentro los gremios pretendían que el gobierno reabriera la paritaria salarial debido a la pérdida del poder adquisitivo de los salarios docentes en relación con la inflación.

Sin embargo, el ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas, explicó ayer que "la provincia hizo un esfuerzo enorme para otorgarle un aumento del 34,6 a los docentes el pasado mes de marzo" y agregó que "en julio los gremios plantearon mantener las mesas técnicas salariales y así lo hicimos". Y agregó que "lo cierto es que la inflación enero-julio está en el orden del 28,5 por ciento y nosotros firmamos por el 34,6 por lo que ni siquiera ha empardado el acuerdo salarial".

Desde el Frente Gremial exigen una recomposición salarial, el pago inmediato de la deuda salarial a los docentes de José C. Paz y de Programas Socioeducativos que, según ellos, están hace tres y cinco meses sin cobrar. Piden también la resolución a las problemáticas de infraestructura, aumento de los montos y cupos de comedores, creación de cargos y la regularización del funcionamiento de las prestatarias.