Personal de Gendarmería se encargó de llevar adelante el operativo, que duró aproximadamente una hora, donde pudo secuestrar dos teléfonos móviles y una agenda de Gómez Centurión. Los procedimientos fueron desencadenados luego de una denuncia anónima que le acercaron a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.