Los planes para elegir un sucesor de Temer estuvieron en el centro de los diálogos comandados por el presidente de la Cámara de Diputados y número 2 del país, Rodrigo Maia, debido a que si el presidente cae, en esta fase del mandato, el Congreso debe realizar una elección para elegir al sucesor, un tapón que pueda al menos nadar en aguas turbias de corrupción y descrédito popular.

Fachin suspendió en el cargo al senador y ex candidato presidencial Neves, grabado planificando entorpecer la Operación Lava Jato y pedirle unos 600 mil dólares en sobornos al dueño del frigorífico JBS Friboi, Joesley Batista, quien lo grabó y le envió el dinero, una operación filmada por la Policía Federal, que hoy divulgó fotografías del dinero y de la entrega de valijas.

Parte de la base aliada del mandatario dejó el gobierno y el ministro de Cultura, del Partido Popular Socialista (PPS), Roberto Freire, renunció.

El Supremo Tribunal Federal envió las grabaciones a Temer, que las reclamó con énfasis.

La tensión no se redujo por la negativa de Temer. Sin fueros y sin cargo, su expediente viajaría hacia la sureña ciudad de Curitiba, para ser investigado por el juez Sergio Moro, que ya tiene en sus manos procesos contra los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

El ex presidente Fernando Henrique Cardoso, del PSDB de Neves, defendió la renuncia de Temer.

La investigación hecha por el juez de la corte Fachin llegó al corazón del PSDB con la detención de la hermana y el primo del senador Neves. El primo llevó dinero en valijas con chips monitoreadas por la policía federal a un funcionario del frigorífico JBS que estaba colaborando con la justicia.

También un fiscal que traficaba información pública al frigorifico JBS fue detenido.

Pero pese a la negativa de renuncia de Temer, siete pedidos de juicio político fueron presentados contra el presidente, pero esto dependerá del humor político en el Congreso y de quien debe darle luz verde, el diputado Maia.

Una posibilidad de salida de Temer tiene fecha para el 6 de junio, cuando el tribunal electoral puede destituirlo por corrupción en la campaña de 2014.
Con estos frentes abiertos, Temer, según los analistas, está preparando su sucesión en caso de que no pueda sobrevivir hasta el fin del cargo, en el lejano 31 de diciembre de 2018.

Una grave acusación revelada en las grabaciones según Folha de S.Paulo indica que Temer le habría dicho a Batista en la conversación grabada en marzo que en abril el Banco Central iba a bajar un punto la tasa de interés básica de la economía, lo que le puede costar más argumentos sobre delitos contra el Estado. 

Manifestaciones fueron convocadas para los próximos días tanto por la derecha como la izquierda.

Sectores van impulsando candidaturas ante una elección indirecta del Congreso, entre ellas las de la jefa de la corte, Carmen Lucia Antunes, y del actual titular de Hacienda, Henrique Meirelles, o el ex ministro de Lula, Dilma y Cardoso Nelson Jobim.

JBS y sus corruptores convertidos en delatores enfrentan sospechas gravísimas en el mercado financiero: el diario O Globo dijo que se investiga al compra de mil millones de dólares el miércoles en el mercado de cambio, justamente en coincidencia con la divulgación de las conversaciones.

Ahora, la consigna de la oposición y parte de los aliados será "elecciones ya". El escenario frágil de la dinámica de la crisis brasileña, que se reproduce como un juego de muñecas rusas, continúa impredecible, sobre todo porque ahora la Operación Lava Jato no ofrece apenas delaciones, sino también micrófonos ocultos.

 
fuente: Telam