Y luego siguió “ser peronista es no robar, no mentir y no votar jamás una medida en contra de los intereses del pueblo. Ser peronista es actualizar nuestras ideas todos los días. Y hoy las sintetizaría en tres valores fundamentales que hoy se han perdido y debemos recuperar: No robar, no mentir, no votar jamás una medida en contra de los intereses del pueblo".

Incluso el candidato avanzó más allá y prometió “cumplir con los sueños de todos los argentinos. Queremos ser gobierno en el 2019. Nos rebela la soberbia, los jefes, la obsecuencia, pero sobre todo nos rebela este gobierno insensible,  de ricos para ricos”.

Y finalmente, el precandidato a senador cerró su testimonio al indicar que “si es cierto que la victoria primero se instala en el corazón y después en los hechos, nosotros ya hemos ganado, esto es una fiesta”.