LOCALES  7 de octubre de 2013

Denuncian que el jardinero de Lily Sullos usurpó la casa de la astróloga fallecida en El Remanso

Tres semanas después del hallazgo de los cuerpos de Lily Sullos y de su hermano Luis, en la casa en la vivían en La Lucila, una amiga de la astróloga denunció que la quinta ubicada en El Remanso fue usurpada.

"Dos días después de la muerte de mi amiga fui con mi esposo a la quinta. Tanto Lily como Luis hace tiempo que no iban porque no querían manejar semejante trayecto. A pesar de la amistad que tenía con ellos no conocía la casa. Entonces, encontré a una persona que se identificó como Marcelo. Dijo que era el jardinero y que le pidió a su hija que se instalara para evitar que la usurparan", explicó la artista plástica Aniko Szabó.

Esta vivienda del Barrio Parque El Remanso y la casa de Díaz Vélez 1360, donde ocurrió el trágico episodio, eran los únicos bienes que poseían los hermanos Sullos. Ninguno de ellos tenía hijos, no habían dejado testamento y aún no se conoce ningún heredero en la Argentina.

Sin embargo, Szabó confirmó que encontró en Hungría a un primo hermano de la astróloga que estaría habilitado por la ley a iniciar el trámite de sucesión de las propiedades. El primo de los Sullos tiene una empresa dedicada al servicio de catering.

"Cuando llegué a la casa, un hombre que se identificó como Marcelo me cortó el paso. Me dijo que era el jardinero y que Lily y su hermano le habían dicho que el día que a ellos les pasara algo se instalara con su hija. Me pareció muy raro todo, porque Luis debía habérmelo dicho y ellos no dejaron herederos", afirmó Szabó.

"Marcelo también me dijo que ocupó la casa para evitar que otros la ocuparan. En ese momento le pedí que me dejara entrar para ver la casa, porque nunca había estado y quería conocerla. Me respondió que deberían pagarle mucho dinero para que abandonara la quinta. Después se fue y no volvió", recordó la amiga de los hermanos Sullos, quien radicó la denuncia por la usurpación de la quinta de la astróloga.

Según Carmen, la casera que cuida la quinta situada al lado de la casa de los Sullos, su marido Marcelo trabajó como jardinero para la astróloga, quien pidió que si le pasaba algo se la cuidara. Actualmente, en el chalet de los Sullos viven una hija del jardinero y su nieto.

 

fuente: lacapital.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios