POLICIALES  30 de noviembre de 2013

Tensión por una rehén en el Barrio San José

Momentos de tensión se vivieron en el Barrio San José, donde un hombre sobre quien pesaba una orden de restricción legal para acercarse a la casa de su ex esposa, Miriam Rosa Toledo, y sus dos hijos, ingresó a la vivienda y mantuvo cautiva por más de 4 horas a la mujer.

El hecho en cuestión sucedió pasadas las 14:30 hs, cuando Miriam Rosa Toledo (41) regesó a su hogar acompañada de una de sus sobrinas.

Al ingresar a la vivienda, ubicada en el Barrio San José de Capilla del Señor a pocos metros de la Ruta 39, fue tomada por asalto por Omar Andrés Deget (49) su ex pareja, quien había intrusado la propiedad a la espera de su llegada.

Su sobrina, de apellido Blanco, relató a los medios presentes que “a las dos y media llegamos de pasear, cuando entramos a la casa fuimos al comedor, en un momento ella se va a la habitación, entró y él ya estaba ahí, la tiró al piso y le empezó a pegar, Omar cerró la puerta de la pieza y entonces decidí ir a pedir ayuda”.

En un principio, Deget manifestaba que en el interior de la casa también estaban los hijos de la pareja, lo que poco después se descartó ya que el niño de ocho años estaba en la Escuela 8 y su hermana de 14 en el Estrada, y ambos fueron tomados a cargo por parte del Servicio de Menores de la Dirección de Desarrollo Social.

Deget y Toledo habían formado matrimonio durante 20 años, y hace seis meses se separaron.

Según relatos de parientes y amigos, Miriam Toledo cansada de actitudes violentas y agresiones de Deget, fue quien puso punto final a la relación, situación que habría enfurecido al ahora detenido.

Tales habrían sido las situaciones vividas por Miriam que la llevaron a realizar varias denuncias por acoso y violencia, hasta que la jueza Leguizamón dictara una 'orden de restricción' para Deget.

Esta medida judicial vencía ayer pero, dado que habían sucedido nuevos episodios y amenazas, en la mañana la magistrada decidió prorrogar la medida por otros 90 días.

Al ser notificado, Deget habría tomado la desición de llevar a cabo el hecho que mantuvo conmocionado a todo un pueblo, consitando la atención de medios nacionales.

Se hicieron presentes en el lugar, en primera instancia las fuerzas de la Policía Comunal, a las que luego se sumaron efectivos de la Departamental Exaltación de la Cruz, y que procedieron, según protocolo, al establecimiento de un perímetro de seguridad en torno a la vivienda donde se desarrollaban los hechos.

Más tarde, arribaron al lugar efectivos del Grupo Halcón, los que encabezados por un 'negociador' tomaron la posta de los acontecimientos, estableciendo un nuevo perímetro de seguridad más amplio que el original (unos 300 mts).

También se apersonaron en el lugar el Dr. Juan José Maraggi, Fiscal del Departamento Judicial Zárate-Campana y el Superintendente General del la Policía Bonaerense, Comisario General Hugo Matzkin.

Luego de largas horas de negociación, finalmente Deget depuso su actitud y fue aprehendido bajo la acusación de "privación ilegal de la libertad calificada, desobediencia y lesiones" y en 24 horas el fiscal debe resolver si pide al juzgado de Garantías en turno que continúe preso.

En rueda de prensa, Matzkin aclaró que "es un tema netamente familiar, no obstante se trató de una toma de rehenes" y aprovechó para elogiar la tarea del Grupo Halcón, mientras que el fiscal señaló que la víctima "está lesionada, tiene golpes en la cabeza, en los codos, en la espalda, algunos de puño y de machete aparentemente", el cual fue secuestrado con manchas de sangre de la casa, al igual que una carabina calibre 22.

En horas de la noche, Miriam Rosa Toledo aún permanecía en el Hospital Municipal San José, donde estaba siendo atendida por las lesiones sufridas durante el hecho, mientras que, según fuentes policiales, Omar Andrés Deget aún permanecía detenido en la Comisaría de Capilla del Señor.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios