ECONOMIA  30 de enero de 2018

Techo paritario, lejos de la necesidad de los trabajadores

Especialistas advierten por el freno del poder adquisitivo. La Casa Rosada no cumplió sus metas inflacionarias de 2016 y 2017, como tampoco podrá arribar a ese número con los porcentajes de arranque y proyecciones para el corriente año.

La decisión del gobierno para fijar el techo paritario en el 15%, sin cláusula gatillo, no resiste análisis y sí críticas severas, a consideración de economistas, dirigentes sindicales y referentes de la oposición. En rigor de datos, sustentan que la Casa Rosada no cumplió sus metas inflacionarias de 2016 y 2017, como tampoco podrá arribar a ese número con los porcentajes de arranque y proyecciones para el corriente año.

"Los trabajadores perdieron y muy fuerte en 2016. En el sector de los formalmente registrados la pérdida alcanzó el 6 y 7%. Para 2017, más allá de todas las promesas del Ejecutivo nacional, casi ningún grupo recuperó su pérdida, salvo los bancarios y aceiteros que lograron equilibrar al menos su deterioro en los salarios", sentenció el economista Mariano Kestelboim, profesor de Undav, consultor de empresas y cámaras industriales, a Crónica y BAE Negocios.

Dentro de la esfera de repercusiones y en la misma tónica, el analista Sebastián Fernández acotó que "cuando alguien sostiene que el salario es el culpable de la inflación, no está constatando algo, lo que hace es interpretar algo que no es la realidad, desde su modelo".

Ambos comparten espacios de debate en algunos foros ligados al kirchnerismo, cuestión que no minimizan al resaltar que "la toma de decisiones políticas con tinte liberal hace recaer el ajuste sobre los trabajadores" y acotando que "ni siquiera la cláusula gatillo, que el gobierno ahora descartó, garantiza que el salario no siga perdiendo poder adquisitivo. Porque ese ajuste que algunos sindicatos pactaron, se aplicó en diciembre, cuando los gremios que lo firmaron ya habían perdido varios meses respecto del aumento de precios sostenido", dijo Kestelboim.

Fernández (@rinconet) comanda debates sobre la realidad desde la falange de "La MAK", el cual -explicó- "es un grupo kirchnerista surgido, como tantos otros, al calor de la 125". En efecto, se trata de un foro gestado a partir del enfrentamiento de la gestión anterior con el campo y que ha recibido incluso en su lugar de reunión del barrio de Palermo a referentes del oficialismo como Federico Pinedo para el debate.

Kestelboim (@marianokestel) consideró que para echar mano a cálculos fehacientes a la hora de discutir salarios, "las organizaciones sindicales deberían tomar, por ejemplo, las cifras de la Universidad Metropolitana del Trabajo, que se revelan a través del Instituto Estadístico de los Trabajadores que conforman gremios de CGT y CTA. En el rango de perder por poco, corresponde que recuperen el 6 o 7% que perdieron en 2016".

 

Por Luis Autalán

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios