Hoy es miercoles 25 de abril de 2018 y son las 11:27 hs. "Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión que tiene que ver con el mito publicitario más que con la movilización cívica. Informarse cansa y a este precio el ciudadano adquiere el derecho de participar inteligentemente en la vida democrática” ― Ignacio Ramonet
26 de junio de 2015
CFK llega al tramo final de su mandato con la mejor imagen positiva desde el regreso de la democracia
Comparada con otros países de la región, la imagen positiva de Fernández dista mucho del 10% de respaldo de su vecina brasileña, Dilma Rouseff, o del 24% de la chilena Michelle Bachelet.

Por momentos, parecía que a Cristina Fernández se le vendría abajo la Casa Rosada. Tuvo a su primer vicepresidente, el radical Julio Cobos, votando en su contra y sin intención de renunciar, y tiene a su actual número dos, Amado Boudou, imputado por corrupción y con la popularidad por el piso.

CFK es la misma que vive enfrentada con el mayor grupo mediático del país –el multimedios Clarín-, y quien arremete contra sectores corporativos del Poder Judicial.

La que perdió repentinamente a su esposo y principal aliado político en 2010 y la que sufrió varios problemas de salud, incluyendo una operación en su cráneo en 2013.

La jefa de estado de un país envuelto en una disputa multimillonaria con un grupo de poderosos acreedores (los holdouts o fondos buitre). La que confirmó que el país afrontará el pago a los bonistas que ingresaron al proceso de reestructuración de deuda, pero dejó en claro que "ningún presidente debe someter a su pueblo a semejante extorsión", al referirse al fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos en favor de los fondos buitre.

La misma que afirmó que "Argentina no va a defaultear su deuda reestructurada" y el Gobierno adoptará "todos los instrumentos y todas las herramientas necesarias" para hacer frente al pago de los compromisos asumidos con los bonistas que ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010 y que explican el 92 por ciento de la deuda que cayó en default en 2001.

La que señaló que de cumplir con el fallo del juez Griesa, estarían en "condiciones de cobrarle a la Argentina ya y ahora 15.000 millones de dólares, y esto es más de la mitad de la totalidad de las reservas del Banco Central", y resaltó que "No sólo es algo absurdo, sino que es imposible que un país destine más del 50 por ciento del total de sus reservas en un solo pago a un acreedor", y advirtió que  además "el otro 92% también puede reclamar el derecho a lo mismo" lo que incrementaría de manera exponencial el monto bajo discusión. Y que de generarse este escenario, "estaríamos ante la posiblidad más que cierta de que fuera exigida la totalidad de la deuda Argentina y la reestruturación operada en 2005 y 2010 se cayera como un castillo de naipes y con él la República Argentina".

La misma a la que el fiscal Alberto Nisman, muerto en extrañas circunstancias en enero de este año, había acusado de encubrir a los responsables del mayor atentado terrorista de la historia de Argentina, en medio de una operación mediática basada en una denuncia que nunca pudo sostenerse por sí misma.

"Parece que Cristina tuviera un traje de amianto, los grandes conflictos que le han tocado vivir le han pegado, pero ella ha logrado dar un paso al costado y salir bien parada", dijo la periodista Olga Wornat, biógrafa de la presidenta. "Es una persona pragmática, un animal político muy inteligente, te caiga bien o mal", añade.

Fernández nunca entusiasmó a la clase alta argentina. Y hoy, luego de la abrupta caída del 2001, ha perdido el apoyo de buena parte de la clase media urbana desagradecida.

Siete millones de argentinos viajaron al exterior. Pese al cepo, gastaron u$s6.000 millones. La venta de autos rompe récords y más aun la de importados. Hay subsidios a tarifas para favorecer el consumo. Pese a todo, parte de esta clase hoy no acompaña al kirchnerismo en las urnas . 

A juzgar por los discursos de Cristina Kirchner y los análisis de las usinas del pensamiento K, el electorado que votó a la oposición se compone de tres categorías principales: 

  • Los que desde siempre conspiraron contra el Gobierno y están detrás de las "corridas cambiarias", como la que intentó desestabilizar a la Presidenta en 2011. 
  • Los integrantes de la clase media que, a pesar de haber mejorado económicamente, atribuyen ese progreso a su mérito individual y no quieren reconocer que fueron beneficiados por "el modelo".
  • Gente bienintencionada pero confundida por los medios, que recién se va a dar cuenta de los inconvenientes de los planes opositores, "cuando ya perdieron el laburo o les bajaron el sueldo", según palabras de la Presidenta.

A estos felices viajeros y consumidores se dirigió CFK cuando señaló que "Sé que aquel que consiguió trabajo, tiene un buen salario y tiene su auto, muchas veces dice ‘ya está'. No es así; si se cambian las políticas económicas, dejan de estar"

En el Microcentro de Buenos Aires, el corazón financiero del país ubicado a unos pasos de la Plaza de Mayo, Cristina Fernández de Kirchner se erige con gesto de victoria y sonrisa desafiante.

Una pintura poco habitual en una ciudad donde la presidenta de Argentina, y el peronismo en general, nunca fue demasiado popular, y en un barrio -la sede del poder económico (la city) - donde se multiplican sus adversarios.

Este mural resiste como resiste la retratada. Pasan los años, se multiplican las crisis, nacen y mueren políticamente sus rivales, pero Cristina Fernández de Kirchner, CFK o simplemente "Cristina", resiste.

"La presidenta tiene hoy en día una imagen positiva del 50%", confesó a BBC Mundo Juan Manuel Germano, director de la firma Isonomía Consultores. "Esta es la transición con mayor nivel de apoyo desde la vuelta de la Democracia en 1983", asegura.

Y su partido sigue teniendo mayoría en el Congreso y fuerte presencia en las instituciones. En las elecciones de este domingo en la provincia de Tierra del Fuego logró ser la fuerza más votada (aunque habrá ballotage) y en Mendoza fue la segunda (toda la oposición se unió para desbancar al kirchnerismo).

Los argentinos parecen despedir con una luna de miel a la mandataria, que en diciembre tendrá que ceder las llaves de la Casa Rosada a otro presidente. Una luna de miel, al menos, si se la compara con la amarga experiencia de otros líderes argentinos.

A estas alturas del mandato, sus antecesores democráticos (con la excepción de su esposo, el fallecido Néstor Kirchner) no podían ni soñar con tener tal capital político.

Raúl Alfonsín (presidente de 1983 a 1989), asfixiado por la hiperinflación, se vio forzado a dejar el poder seis meses antes de lo previsto.

Carlos Menem (1989-1999) se marchó fuertemente cuestionado por numerosos escándalos y por una economía quebrada.

El fin del mandato de Fernando de la Rúa (1999-2001) fue aún más dramático: salió en helicóptero de la Casa Rosada tras firmar su renuncia, habiendo cumplido sólo la mitad de su mandato y en pleno estallido social y económico.

La popularidad de Cristina Fernández se ha mantenido estable en los últimos tres años, a pesar de los vaivenes de su gestión y de las crisis que ha tenido que enfrentar desde el gobierno. Algo en lo que coinciden casi todas las encuestradoras de opinión pública.

La ciudadanía empieza a despedir a la presidenta, hace balance de su gestión con políticas como la Asignación Universal por Hijo, la nacionalización de YPF o Aerolíneas Argentinas, y leyes como la del matrimonio igualitario con un nivel de apoyo alto (60-70% de aprobación según las últimas encuestas), con mejoras en la aprobación de su gestión económica en los últimos meses.

Como describe el analista Jorge Asís, de quien nadie sospecha su nivel de crítica para con 'el modelo': "Con la insistencia en la visión auto complaciente de su obra. Con la mitificación acerca de ‘todo lo hecho, lo avanzado'. Conste que son logros que la sociedad ingrata no le reconoce. Como si se tratara de la horrible consecuencia de los influyentes medios perversos de comunicación"

El otro segmento que en su momento fue beneficiado por "el modelo" -y acompañó a Cristina con su voto- es el que los economistas llaman "la nueva clase media obrera"

Es decir, aquel sector de asalariados que, gracias a la fuerza de los sindicatos a la hora de negociar las paritarias, han logrado durante varios años mejoras de sueldo por encima de la inflación. 

Hace dos años, las remuneraciones crecían al 30% en promedio, mientras que el índice inflacionario marcaba un 22%, de modo tal que los salarios defendían su poder adquisitivo. 

Mientras, en los sectores populares, los que tradicionalmente han apoyado al Peronismo, la mandataria resurge de cada tribulación como un ave fénix político.

Para buena parte de sus seguidores, Cristina no se quema con el fuego enemigo, sino que más bien sale fortalecida como Khaleesi, el personaje preferido de la presidenta en una de sus series favoritas: Juego de Tronos (Game of Thrones). La reina que pierde a su esposo y que es admirada por los esclavos que libera a su paso.

"La gente humilde en el conurbano de Buenos Aires o en el interior del país la ve como un hada, como la reencarnación de Evita. La clase media o alta la ve como una mujer autoritaria, déspota… una bruja", señala Wornat.

Planes sociales como la Asignación Universal por Hijo, destinada a los padres de escasos recursos o desempleados que no pueden pagar la educación y salud de su familia, se han vuelto tan populares que incluso los candidatos de la oposición prometen conservarlos si llegan a la Presidencia tras las elecciones de octubre.

Mientras unos ven a la presidenta como la hija de un colectivero de La Plata que triunfó en un mundo de hombres, otros la observan como una lideresa adicta a los trajes de moda.

Pero amada u odiada, nadie puede cuestionar que La Jefa (así la llaman algunos en su entorno), goza de un extraordinario poder e influencia aún a las puertas de su retirada.

No en vano su mano derecha en el gobierno, el secretario legal y técnico de la presidenta, Carlos Zannini, fue escogido por Daniel Scioli como compañero de fórmula presidencial, haciendo una correcta lectura del equilibrio de poder que debe entramar de cara a su eventual triunfo electoral, para que su llegada a la Rosada cuente con todos los avales del frente político que lo acompaña.

Nadie duda que Cristina Fernández será una figura política clave en el futuro de Argentina. "Está convencida de la tarea que lleva para adelante", opina su exjefe de gabinete y senador del Frente Para la Victoria, Juan Manuel Abal Medina, quien además agregó que "El rol de conducción política lo pudo ejercer el general (Juan Domingo) Perón incluso estando a decenas de miles de kilómetros de la Argentina, es claro que la presidenta lo va a seguir ejerciendo independientemente del cargo formal que tenga" en el futuro.

Para la mitad de Argentina Cristina Fernández deja un legado brillante; para la otra mitad el balance es más oscuro.

En los próximos años se descubrirá si, este proyecto de país desendeudado, inclusivo, con desarrollo científico y tecnológico propio, exportador de comodities y productos terminados, con agregado de valor a sus materias primas ('el modelo'), sobrevive a la llegada de nuevos líderes, nuevos movimientos y nuevas políticas.

Independientemente de todo, de quienes aprueban su gestión y quienes no, lo sustancialmente importante es que se producirá un recambio presidencial sin huídas, ni violencia en las calles, ni derrumbes institucionales, por primera vez desde 1983. 

 

fuentes: Telam; BBC Mundo; ambito.com



COMPARTIR:
Comentarios:

HOY ES

 
Miercoles 25 de Abril de 2018
 

LA RADIO EN VIVO

 
Estamos escuchando
fm boreal 92.5 mhz
de 00.00 a 24.00


 

Boreal TV

   

Efemérides

   

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Areco: Durañona anunció un 25% de aumento salarial a empleados municipales
Importante encuentro regional del Corredor Productivo Norte
Sálvese quien pueda como política de Estado
 

LO MAS LEIDO DESDE EL INICIO

 
Femicidio en Luján protagonizado por una pareja de Robles
Hallan el cuerpo sin vida de Marcela Fedorín
Se llevó a cabo la protesta de los vecinos de los barrios parque
Esclarecieron el caso del cuerpo sin vida que apareció en Robles
Se viene una 'rebelión fiscal'?
 

Boreal TV

   

Efemérides

   

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
20.15
20.55

 

GUIA TELEFONICA

 

Buscar en Parada Robles
 

 


RadiosNet